Primeramente, debemos conocer ¿Qué es la motivación? porque constantemente nos repetimos que debemos mantenernos motivados en busca de realizar aquellas actividades o metas que tenemos pendientes, pero en algunas ocasiones realmente no sabemos que significa realmente si no que vamos diciendo aquello que escuchamos por parte de otras personas, es por eso que entre diversas definiciones que podemos encontrar de motivación hoy la definiremos con lo que nos dice el Diccionario de psicología de Consuegra (2010) donde define la motivación como “estados y procesos interiores que impulsan, dirigen o sostienen la actividad de un individuo”, por otro lado Palermo, Fernández, Chóliz y Martínez-Sánchez (2002) dijeron que los procesos motivacionales se pueden explicar mediante variables afectivo-emocionales, eso entonces nos explicaría un poco por qué al estar tristes o enojados por ejemplo no sentimos motivación alguna para realizar alguna tarea, mientras que si estamos felices, es mucho más fácil que lleguemos a realizar aquellas actividades propuestas; la motivación que va dirigida al cumplimiento de una meta genera un sentido de intención en las emociones, es por eso que podemos decir que hay una relación entre la motivación y las emociones (Revee 2010).

Sin embargo, no podemos dejar toda la tarea a las emociones que sentimos, si no que la voluntad también juega un papel importante en la motivación a la realización de actividades, ya que si tenemos voluntad podemos cambiar la conducta ya que esto implicaría decisión, elección y pensamiento (William James, 1842-1910).

Ahora bien, con la intención de entender mejor la conducta motivada, nos encontramos con que existen motivos internos y motivos externos estos pueden ser:

Los motivos internos son aquellos nos llevan a realizar actividades de manera voluntaria, porque nos interesa, y que nos llevan a buscar una satisfacción personal y los motivos externos son aquellos que nos llevan a buscar una recompensa, como, por ejemplo, estudiar para pasar un parcial y no por aprender, algunas veces estos motivos externos pueden llegar a hacer que no nos sintamos motivados por la realización de una tarea, porque no estamos complacernos a nosotros mismos si no al exterior, otro ejemplo sería estudiar una carrera solo por complacer a los padres o al medio social en el que se encuentra, eso constantemente hace que las personas se sientan desmotivados a finalizar sus estudios académicos.

Es por eso que lo más adecuado para mantenernos con la motivación al máximo siempre es buscar motivos internos, seguir nuestra voz interior a eso que en realidad queremos hacer para sentir esa satisfacción personal que menciono arriba y busca la complacencia propia, ya que de este modo será más sencillo realizar aquello que nos gusta que aquello que sentimos que estamos haciendo por obligación. También para no morir en el intento de mantenernos motivados la mayor parte del tiempo es cambiar el pensamiento de alguna actividad es compleja sin siquiera haber intentado resolverlo, ya que estamos pre dispuestos a esa complejidad lo que hará más difícil llevar a cabo dicho proceso, por el contrario, si desde el principio nos enfrentamos a la tarea pensando que somos capaces y que lograremos resolver las dificultades que se nos presenten, lograremos llegar a cabo satisfactoriamente lo propuesto, sin sentir que perdemos aquello que nos motivó a empezarlo.

Ahora cuéntame, ¿tu motivación al momento de realizar metas propuestas es interna o externa?

Recommended2 Me gustasPublicado en Psicología

Comentarios

Artículos relacionados

VANESSA YANETH PERIAÑEZ VIZCAINO

Hablemos sobre la ansiedad

Visitas totales:   9 La adolescencia es un periodo de transición en que los adolescentes sufren grandes cambios en áreas física, intelectual, emocional, social y

Bloque 10
Bloque10
Botón innovafest 2.0 - Elevador
Innovafest
Algarrobo
Sedes Digitales
storem-hub-boton
Storem
logobrightspace
Brightspace
teams logo
Teams
saber-11-hub-boton
Saber 11

Elevador