En esta etapa el adolescente se enfrenta a diversos riesgos y problemáticas como son: Uso de drogas, embarazo adolescente, inicio de la sexualidad temprana, violencia, problemas nutricionales y en algunas situaciones ocasionar la muerte. De acuerdo a lo anteriormente mencionado, el adolescente podría presentar dificultades al momento de enfrentarse a aquellos escenarios debido al desconocimiento, desconfianza de padres y la influencia del entorno sin ignorar el hecho de que si bien el adolescente al iniciar por esta etapa, ya ha transitado por la pubertad y por tanto biológicamente no es ya muy diferente a como será de adulto; es también durante este periodo que el adolescente se enfrenta a un estadio de su vida donde su corteza prefrontal no se ha terminado de desarrollar por lo que el control de impulsos mediante la identificación de riesgos que suponen algunas actividades se encuentra mermado pues las emociones y deseos prima sobre la razón.

En este espacio hablaremos sobre el embarazo en adolescentes, una de las problemáticas más frecuentes de la salud publica en el territorio colombiano, ya que afecta la salud y el bienestar del adolescente llevando consigo la implicación de temas como la exposición de abortos inseguros y muertes maternas, esto a su vez afecta el rol del adolescente ya que va relacionado de gran manera hacia la parte social del individuo dado que un factor como lo es el embarazo a temprana edad puede desarrollar conflictos familiares, discriminación, cambios al proyecto de vida y generar problemas económicos.

Es un problema socioeconómico porque la mayoría de los embarazos adolescentes se ven en condiciones de pobreza, bajo logro escolar y las necesidades básicas que deberían tener, no están satisfechas. (Reyes & González, 2014, pág. 105) El embarazo en adolescentes es resultado de la desigualdad social y muchas veces la falta de oportunidades en la educación y el empleo, lo cual a menudo perpetúa el ciclo de la pobreza, causas que a su vez determinan la mortalidad y morbilidad explicada desde el embarazo en la adolescencia, en particular entre niñas y mujeres jóvenes de grupos más vulnerables y desfavorecidos.

Sin embargo, esta problemática va que va más allá de los problemas socioeconómicos y demográficos. A su vez generan un impacto negativo sobre la vida de las niñas, sus comunidades y la familia, es decir, el embarazo a temprana edad tiene efectos/consecuencias biológicas en la niña y por lo tanto también al niño (Reyes y González, 2014). Dichas consecuencias son derivadas de las condiciones precarias de una buena salud dado que cuando hay un embarazo adolescente existen las posibilidades de una mala nutrición, necesidades básicas insatisfechas en el control prenatal, bajo peso y talla, pues no se encuentran físicamente preparadas para el embarazo y parto, por lo que son más propensas a tener complicaciones.

Algunas de las razones por las cuales suceden los embarazos adolescentes están relacionadas con los siguientes factores:

  1. Abuso, violación o explotación sexual.
  2. Inequidades en educación con mayor nivel de desescolarización (ENDS, 2010).
  3. Mayores niveles de pobreza, condición de desplazamiento o situaciones de conflicto.
  4. Inicio temprano de las relaciones sexuales.
  5. Influencia de los medios de comunicación.
  6. Decisión voluntaria y consciente de quedar en embarazo o relaciones desprotegidas.

Yéndonos a cifras de acuerdo con los resultados del CNPV 2018, en Colombia el 1,8% de las niñas de 10 a 14 años y el 12,3% de las adolescentes de 15 a 18 años estaban o habían estado alguna vez casadas o unidas. Así mismo, para ese mismo año el 0,1% de las niñas entre 10 a 14 años y el 1,8% de las adolescentes entre 15 y 19 años reportó tener algún hijo nacido vivo.

A detalle, para 2020 4.268 niñas entre 10 a 14 años y 109.823 adolescentes entre 15 y 19 años se convirtieron en madres. En Antioquia se concentra el mayor porcentaje de estos nacimientos, pues allí reside el 14,6% de las madres de 10 a 14 años y el 11,2% de las madres de 15 a 19 años.

En un rango más cercano se tiene que en 2021. – Colombia logró reducir la tasa de embarazo adolescente en 4,17 puntos entre 2019 y 2020, dato consolidado más reciente, de acuerdo con los reportes del Grupo de Convivencia Social y Ciudadanía del Ministerio de Salud y Protección Social. Este indicador, pasó de 57,95 nacimientos por cada 1.000 mujeres de 15 a 19 años en 2019, a 53,78 nacimientos por cada 1.000 mujeres del mismo rango de edad en el 2020.

El rol de los centros de educación:

La escuela cumple un papel particular en la educación sexual, pues funciona como el principal medio de socialización de los adolescentes premiando dentro de sus principios, la promoción del trabajo en equipo lo que estimula la interacción, esto funciona como facilitador de un sin fin de posibles relaciones, tanto de una naturaleza positiva como otras que inducen a factores de riesgo entre estos el embarazo y la paternidad temprana, que en la gran mayoría de los casos termina en deserción.

Por tanto, como entidad educativa la escuela debería brindar dentro de sus funciones primarias el conocimiento sobre educación sexual, tanto en niños donde la exploración corporal, el aspecto social y el reconocimiento de las intenciones erradas que pueda tener un adulto sean temas por tratar. Asi como en el adolescente, que justo acaba la pubertad, pues se expone no solo a los embarazos inoportunos o enfermedades de transmisión sexual sino también a la precocidad, inestabilidad en las relaciones íntimas, el desconocer aspectos como la afectividad, el autoconocimiento y el respeto por el otro.

Al poder brindar estos conocimientos y no limitar la comunicación, se reduciría en enorme medida la tasa de embarazo adolescente, la deserción, asi como otros factores de riesgos en lo que se encuentran la población mencionada, esto impulsando la culminación de estudios y planificación de un proyecto de vida donde existan mejores posibilidades tanto laborales como personales.

Autores:

Alexandra Ovalle, Emanuel Puello, Cristian Sossa, Karol peña Y Alexandra Villa

Referencias

Recommended1 Me gustaPublicado en Educación, Humanidades, Psicología, Salud

Comentarios

Artículos relacionados

Carla Macchia

¿Entonces la respuesta es sí o no?

Visitas totales:   61 No siempre es posible responder con certeza todas las preguntas formuladas.  ¿Es de noche? Bueno, podríamos decir que sí, aquí y

Bloque 10
Bloque10
Algarrobo
Sedes Digitales
storem-hub-boton
Storem
logobrightspace
Brightspace
teams logo
Teams
saber-11-hub-boton
Saber 11
Botón innovafest 2.0 - Elevador
Innovafest

Elevador