El desarrollo, sus dimensiones y la adultez temprana

Por: Milagros Carvajal, Belcy Cohen, Meryam Guevara.

En el presente ensayo se hablará sobre el desarrollo y sus dimensiones, cómo este se ve reflejado en la etapa adulta, y cuáles son los factores que influyen en él. Esto teniendo en cuenta, que el desarrollo es un proceso complejo y sistemático que abarca más que el tiempo transcurrido, e implica un cambio adaptativo en la conducta. El desarrollo, para Salvatierra et al. (2019) puede deberse al aprendizaje, este entendido como cambios en el conocimiento y por consiguiente, en el comportamiento, que son producto de las experiencias dadas en el tiempo que vive la persona. Este tiempo transcurrido es denominado edad cronológica, definida por Papalia et al. (2009) como la suma de cuántas veces una persona orbita el sol. La indagación acerca del desarrollo, la edad y el aprendizaje en el presente ensayo, resalta que nuestro hacer y saber no se representa prioritariamente en una simple cuenta del paso del tiempo; lo más importante no es ese tiempo transcurrido, sino más bien lo que ocurre durante él. De manera que, es acertado afirmar que la edad cronológica no representa por sí sola el desarrollo de una persona.

Al mencionar el término desarrollo, pueden surgir los siguientes interrogantes, ¿Cómo se produce el desarrollo? ¿Cómo se relacionan las dimensiones del desarrollo con la edad? ¿Qué determina el desarrollo? y así pueden surgir muchas otras dudas, pero estas son las que principalmente desarrollaremos en el presente ensayo.

Definitivamente al tratar temas como el desarrollo y cómo este se produce, es necesario entenderlo como un proceso que contempla varias dimensiones, conocidas como la cognitiva, la física, la emocional y la social. Por consiguiente, resulta apropiado caracterizar al desarrollo como un proceso multidimensional, en donde las dimensiones no son aisladas, sino que están relacionadas entre sí, y todas ellas abarcan el desarrollo. Ejemplo de esto, es la existencia de una mala alimentación por parte de una persona (dimensión física) y cómo sus capacidades de aprendizaje (dimensión cognitiva) se verán comprometidas (Rice y Salinas, 1997).

Uno de los procesos cognitivos de gran importancia para la vida del ser humano, que puede derivarse del desarrollo, es el aprendizaje, que es una modificación del conocimiento existente y, por ende, una modificación en la conducta y sus capacidades de razonamiento. Esto resulta de las experiencias o de la maduración del cerebro y otras estructuras del ser humano a lo largo de los años (Salvatierra et al., 2019).

Respecto al desarrollo en las dimensiones física y cognitiva, en la etapa de adultez temprana, se presentan cambios a nivel biológico, como un incremento en la salud física que disminuye lentamente y cognitivos, como la complejidad cada vez mayor de sus habilidades cognitivas con el paso del tiempo. Por otro lado, la personalidad de una persona en esta etapa se considera estable, aunque puede verse influenciada por sus experiencias. Cabe resaltar, el rol de la dimensión social, la cual se ve reflejada en esta etapa en la toma de decisiones respecto a las relaciones íntimas que se forman y los hijos (Papalia et al., 2009).

Ahora bien, al relacionar el desarrollo y la edad, la mayoría de las personas tienden a pensar que, en definitiva, su nivel de desarrollo en cuánto a habilidades y conocimientos se justifica en la edad cronológica con la que cuentan. Sin embargo, en el desarrollo intervienen múltiples factores, que de acuerdo a Papalia et al. (2009) pueden determinarse como uno de los factores influyentes el contexto, que abarca la familia, la cultura, la etnicidad, el vecindario e incluso la condición socioeconómica.

Es por lo anterior, que afirmamos el papel de las experiencias adquiridas a lo largo del tiempo, y cómo estas se ven condicionadas por el ambiente de cada ser humano. Depende de la importancia y la influencia que ejerce cada una de las experiencias, se da paso al desarrollo de la persona en distintos aspectos de la vida humana, tales como la maduración psicológica, la formación de la personalidad, la capacidad de adaptación, entre muchos otros.

En conclusión, a pesar de que es probable que existan muchos más interrogantes al respecto, explorar las dudas más básicas, es el comienzo para proceder a realizar procesos de inferencia en torno al desarrollo, sus dimensiones y la adultez temprana. Esto partiendo de la caracterización del desarrollo como un proceso de múltiples dimensiones, (cognitiva, física, emocional y social) que engloban el desarrollo y se interrelacionan entre sí. Además, entendiendo que, de estas dimensiones, pueden derivarse procesos importantes en la vida del ser humano; como es el caso del aprendizaje, que se debe a la dimensión cognitiva. Es importante el papel que juegan estas dimensiones en la adultez, pues en ella se incrementan aspectos como la salud física, se fundamenta la personalidad, las habilidades cognitivas son cada vez más complejas y la toma de decisiones gira en torno a las relaciones íntimas y los hijos. Dado que las dimensiones no son aisladas, pueden verse influidas por factores como el contexto de una persona, que incluyen una amplia gama de aspectos sociales relevantes en la vida del individuo. El contexto o el ambiente en el que este se desenvuelve, puede condicionar las experiencias y a su vez, la influencia que estas ejercen en el desarrollo en las distintas esferas de la vida humana. Es por ello, que la edad cronológica no es prioritariamente un factor decisivo en el nivel de desarrollo de una persona, pues este proceso depende de muchos aspectos particulares de las trayectorias de vida de cada uno de los individuos.

Referencias Bibliográficas

Papalia, D. E. (2009). Desarrollo humano. Bogotá: McGraw-Hill.

Rice, F. P., y Salinas, M. E. O. (1997). Desarrollo humano: estudio del ciclo vital. Pearson Educación.

Salvatierra, D., Vallejo, P., y Moya, M. (2019). Estructuras mentales y competencias emocionales en estudiantes universitarios. Revista Interdisciplinaria de Humanidades, Educación, Ciencia y Tecnología, l(1).

Uriarte, J. (2019). Adultez [Fotografía]. Características.co. https://www.caracteristicas.co/adultez/

Este blog es producto de la asignatura de Desarrollo Humano: Adultez del Programa de Psicología de la Universidad del Magdalena. Docente: Johanna Bocanegra Sandoval.

Me gusta4 Me gustasPublicado en: Desarrollo personal, Humanidades, Psicología, Salud

Artículos relacionados

Comentarios

Bloque 10
Bloque10
Festival de Innovación educativa
Innovafest