A pesar de que nos encontremos en pleno siglo XXI y que existan leyes que cobijan la educación sexual integral en Colombia este tema sigue siendo un tabú, principalmente en los hogares y aunque en las instituciones educativas se brinde el espacio lastimosamente no se instruye adecuadamente ya sea por falta de recursos, de docente capacitados, de mejores estrategias educativas y otra infinidad de razones. Según el artículo 13 de la ley 115 de 1994 “ley general de la educación”, se establece como un derecho el desarrollo de una sana sexualidad que promueva el conocimiento de sí mismo y la autoestima, la construcción de la identidad sexual respetando la equidad de sexo, la afectividad y prepararse para una vida familiar armónica y responsable.

Citando a Cahn et al., (2020), se entiende por ESI (educación sexual integral) al espacio sistemático y continuo de enseñanza y aprendizaje que no se limita a una sola intervención educativa, la exhibición de una película alusiva al tema o la charla de un especialista. Además, también nos dice que la sexualidad es entendida como una dimensión en la vida de las personas y se desarrolla desde el nacimiento, que no es únicamente lo genital sino que incluye aspectos como lo son los sentimientos, la afectividad, la identidad, las relaciones que entablamos con los demás, el placer, el reconocimiento y cuidado del cuerpo propio y ajeno y lo más fundamental, el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos para que las relaciones sexuales sean consentidas, cuidadas y seguras.

Teniendo en cuenta lo anterior, la sexualidad no abarca únicamente el tan satanizado acto sexual, sino que envuelve una cantidad de aspectos de la vida diaria y es así como se llega a las funciones de la sexualidad, porque si, tiene unas funciones más allá de la reproducción. Dentro de la funciones de la sexualidad está: La identidad, la cual hace referencia al sexo biológico, al género y a la identidad de género o identidad sexual. El placer, que no es únicamente la experiencia erótica sino que está asociado al bienestar, a recibir un estímulo que nos genere ese placer, ese sentirse bien y que puede provenir de cualquier experiencia y no solamente un contacto genital. Tenemos también la función de relación, y aquí hablamos del establecimiento de lazos afectivos maduros y responsables, fundamentados en la tolerancia, respeto y compromiso con los pares. Finalmente no podemos olvidar la función de fecundación y reproducción, probablemente la que la mayoría conoce y no es más que la preservación de la especia. Así es como la sexualidad juega un papel fundamental en el desarrollo del ser humano específicamente en la etapa de la adolescencia.

Ahora bien, resulta natural que se desconozcan estas funciones precisamente porque persiste el problema de ver la sexualidad como un tabú y esto solo genera conductas de riesgo en relación con la salud sexual de cada individuo y se refleja en la salud pública. La ausencia de una verdadera ESI (educación sexual integral) solo encamina a los adolescentes a tomar decisiones en base a sus propias creencias, intereses, actitudes y valores e inclusive influidos por los demás adolescente que poco expertos son en el tema y pueden brindar una información errónea y así es como aparece la “presión social” que lleva a los adolescente a tomar malas decisiones sobre su sexualidad y ya sabemos cómo puede terminar esto, si, en relaciones sexuales a una temprana edad que puede traer consigo un embarazo adolescente, enfermedades de transmisión sexual, etc.

Para que se dé la educación sexual integral no basta con que en las instituciones educativas se de una cátedra sobre afectividad o se repartan preservativos a los estudiantes, pues de qué sirve esto último si no se educa sobre el uso adecuado y con responsabilidad y si en los hogares los padres no solidifican esos cimientos o por el contrario no dan las bases para que en las escuelas se fortalezca no podemos esperar que los adolescente actúen con conciencia. Es por eso que se necesita coordinación entre los diferentes contextos en los que se desenvuelven los jóvenes.

Ya que hablamos de los padres y la educación sexual que estos deben impartir en el hogar podríamos ampliar un poco más esto, tengamos en cuenta que la información sobre esta educación como cualquier otra debe dosificarse y darse de manera en que el adolescente la pueda entender, al momento de que esta información sea dada aparecerán muchas preguntas por parte del adolescente, es preciso responderlas todas de la forma más clara posible, este es un momento adecuado para crear lazos de confianza con este, hacerle saber que una sexualidad sana es necesaria para él, y hacerles saber que como padres siempre estarán disponibles para hablar acerca del tema y todo lo que este engloba, ya que recordemos que la sexualidad no es solo coito. En esto también influirá el nivel de educación que adquieran los padres con respecto a sexualidad, internet actualmente está al alcance de todos, y que mejor para educar a nuestros adolescentes sobre un tema tabú pero que los afecta en sobremanera, es deber de los padres darles una educación integral donde la educación sexual sea impartida sin ningún prejuicio

A modo de conclusión en general podemos decir que para el adolescente es necesaria la educación sexual para un desarrollo óptimo, tumbar esos tabúes con respecto a la sexualidad en la adolescencia en fundamental para que se prevengan embarazos no deseados, its, etc. Nosotros como personas conscientes de lo que es la sexualidad debemos priorizar a que nuestros adolescentes tengan un acceso sano y confiable a esta, ya que como hemos planteado anteriormente la sexualidad no es solo el coito, es parte de la identidad del adolescente, algo con lo que se quedara por el resto de su vida.

Por: María Angulo Lozano y Karolgi Zuleta Gómez.

Referencias:

  • Cahn, L., Cortelletti, F., Lucas, M. & Valeriano, C. (2020). Educación sexual integral. Guía básica para trabajar en la escuela y en la familia. Editorial siglo veintiuno.
  • Ley 115 de 1994. Por la cual se expide la ley general de educación. 8 de febrero de 1994. D.O. No. 41.214.
Recommended2 Me gustasPublicado en Desarrollo personal, Educación, Humanidades, Informativo, Psicología, Salud

Autor del blog

Comentarios

Artículos relacionados

Bloque 10
Bloque10
Botón innovafest 2.0 - Elevador
Innovafest
Algarrobo
Sedes Digitales
storem-hub-boton
Storem
logobrightspace
Brightspace
teams logo
Teams
saber-11-hub-boton
Saber 11

Elevador