Hola que tal apreciados lectores, continuamos con las píldoras ciudadanas, en esta oportunidad el plebiscito será nuestro protagonista, pero antes de profundizar sobre este instrumento, resulta idóneo compartir el siguiente mapa mental, con la finalidad de contextualizarnos respecto a los mecanismos de participación democrática en nuestro país. Con esta primera ojeada nos ilustraremos e identificaremos diferencias.

Una vez revisada la anterior imagen, compartimos la estructura y/o arquitectura de este Blog:

Aspectos históricos del plebiscito

En la investigación realizada por Naranjo (2000) expone que la institución del plebiscito tiene su origen en la Roma antigua, donde las decisiones de la asamblea de las tribus (comitia tributa) y del Consejo del pueblo (consilio plebis eran sometidas a ratificación popular, a través de plebiscito, y donde los tribunos se hacían “plebiscitar” (p. 371)

A su turno Pérez (2003) considera que esta herramienta presenta una dualidad en cuanto a su ejecución toda vez que puede ser ejercitada tanto para afianza el sistema democrático como a las dictaduras. Sobre este particular el mencionado autor trae a colación la referencia histórica de los dos Bonaparte para buscar apoyo a sus golpes de Estado o para ser autorizados a expedir una Constitución. En el año VIII de la Revolución (1799), Napoleón I convocó al pueblo para que diera aprobación a una Constitución que había sido preparada por el Consejo de Estado y no por una Asamblea elegida popularmente. El 14 de diciembre de 1851 Napoleón III fue encargado por el pueblo en plebiscito para expedir una Constitución para Francia (p. 103)

A Continuación, compartimos en la siguiente imagen la explicación de los plebiscitos franceses:

Referencias Latinoamericanas del plebiscito

En América Latina podemos dar como ejemplo de la utilización del plebiscito para afianzar la dictadura, el que hizo Pinochet en Chile. Por ello sostiene Pérez (2003) que el procedimiento del plebiscito, aunque corresponde al principio democrático y al pensamiento del poder constituyente del pueblo, no es sino algo ficticio, ya que no refleja la real voluntad del pueblo consultado bajo presión o intimidación.

Lo acontecido en Chile, se replico en varios países australes como el caso de Argentina y Uruguay en donde juntas militares interrumpieron el desarrollo de la Democracia y la soberanía del pueblo. Por ello, estos nefastos acontecimientos históricos que aun mancillan la conciencia colectiva no deben repetirse y al momento de utilizarse esta herramienta constitucional de consulta por parte del presidente, el conglomerado social debe asumir con autonomía y entereza las decisiones que se someten a su escrutinio, toda vez que debe mediar el interés general libre de coacciones.

Plebiscito en Colombia

En nuestro país podemos citar como ejemplo de plebiscito el realizado el 1° de diciembre de 1957, en virtud del cual el pueblo colombiano decretó que la Constitución Política de Colombia sería la de 1886 con las reformas de carácter permanente introducidas hasta el Acto Legislativo N° 1 de 1947 inclusive y con las modificaciones introducidas en los trece artículos del dicho plebiscito. (Pérez, 2003 p. 103)

Este plebiscito también ha sido recordado por ser el primero en el que las mujeres ejercían el voto en igualdad de condiciones que los hombres, en el siguiente post nos trasladamos a esa época, en donde se gestaba la génesis de la participación política por parte la mujer, un primer paso como electora para transitar a ser elegida.

También es pertinente, traer a colación en nuestra historia reciente el plebiscito por la paz realizado en el año 2016, en el siguiente video se comparte con detalle la exposición de la Dra. Bernardita Pérez Restrepo profesora de derecho constitucional de la Universidad de Antioquia, quien para la época emite su opinión desde la siguiente experiencia digital.

En la siguiente ilustración, se evidencia el número de personas que decidieron votar negativamente el plebiscito. ¿Cómo habrías votado tu?

Normatividad aplicable y procedimiento

La Constitución Política de Colombia consagra al plebiscito como uno de los mecanismos de participación del pueblo en el ejercicio de su soberanía tal como lo dispone el artículo 103 de la norma superior en cita.

Pero, si bien este es el mandato superior, existen dos Leyes Estatutarias que reglamentan la viabilidad de esta herramienta Constitucional, siendo entonces la Ley 134 de 1994 y la Ley 1757 de 2015 las que regulan en materia de promoción y protección del derecho a la participación democrática.

El artículo 7° de la L. E. 134 de 1994 dispone lo que se lee a reglón seguido:

“El plebiscito es el pronunciamiento del pueblo convocado por el Presidente de la República, mediante el cual apoya o rechaza una determinada decisión del Ejecutivo”

A su turno, también es adecuado compartir lo dispuesto en los artículos 77 a 80 de la primera Ley citada que dispone:

“ARTÍCULO 77.– Plebiscito. El Presidente de la República, con la firma de todos los ministros, podrá convocar al pueblo para que se pronuncie sobre las políticas del Ejecutivo que no requieran aprobación del Congreso, excepto las relacionadas con los estados de excepción y el ejercicio de los poderes correspondientes.

El Presidente deberá informar inmediatamente al Congreso su intención de convocar un plebiscito, las razones para hacerlo y la fecha en que se llevará a cabo la votación, la cual no podrá ser anterior a un mes ni posterior a cuatro meses, contados a partir de la fecha en que el Congreso reciba el informe del Presidente. El Plebiscito no podrá coincidir con otra elección.

ARTÍCULO 78.- Concepto obligatorio de las Cámaras y previo de la Corte Constitucional. Cuando dentro del mes siguiente a la fecha en que el Presidente haya informado sobre su intención de realizar un plebiscito, ninguna de las dos Cámaras, por la mayoría de asistentes, haya manifestado su rechazo, el Presidente podrá convocarlo.

En ningún caso el plebiscito podrá versar sobre la duración del periodo constitucional del mandato presidencial, ni podrá modificar la Constitución Política.

Nota: El control previo de la Corte Constitucional se declaró inexequible, Sentencia C-180 de 1994.

ARTÍCULO 79.- Campaña a favor o en contra del plebiscito. El acceso de los partidos y movimientos políticos a los espacios de televisión financiados por el Estado se hará de conformidad con lo establecido para el referendo constitucional.

El Gobierno dispondrá del mismo tiempo en televisión para expresar su opinión sobre el plebiscito. El uso de estos espacios se hará dentro de los veinte días anteriores a la fecha señalada para la votación.

ARTÍCULO 80.- Efecto de votación. El pueblo decidirá, en plebiscito, por la mayoría del censo electoral.”

De otro lado, la Corte Constitucional, al revisar el respectivo proyecto de ley, mediante sentencia C-180 de 14 de abril de 1994 declaró exequible el artículo 7° “siempre y cuando la convocatoria a plebiscito que haga el Presidente de la República satisfaga los requisitos previstos en el artículo 104 de la Constitución Política de Colombia. 

A continuación, compartimos en las siguientes infografías preguntas y respuestas relacionadas con este mecanismos de participación. 

Habiendo llegado al final de esta entrega, nos gustaría saber tu opinión respecto a la idoneidad del plebiscito como herramienta de participación ciudadana.  ¡Esperamos  tus comentarios!

Referencias

  • Constitución Política de Colombia
  • Ley 134 de 1994
  • Ley 1757 de 2015
  • Naranjo, V. (2000) Teoría Constitucional e Instituciones Políticas. Temis
  • Pérez, J. (2003) Derecho Constitucional Colombiano. Temis
Recommended9 Me gustaPublicado en Derecho, Educación, Humanidades

Autor del blog

Comentarios

  1. si hubiese tenido la oportunidad de participar en el plebiscito del 2016, hubiera hecho lo posible para poder llegar a la paz con un cese al fuego, ya que el impedimento para que las personas sean mas unidas son las diferencias y los malentendidos, y la principal barrera de estas son las famosas armas de fuego (y las personas desalmadas que las portan sin un remordimiento alguno) que hacen lo imposible para seguir dándoles uso, aun así si esto convenga con una masacre como las miles que se han vivido en la historia de Colombia, sin una causa fidedigna o con un fin alguno, -En las urnas, el “No” se impuso por muy estrecho margen en el plebiscito por el acuerdo de paz alcanzado entre el gobierno de ese país y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).- si mi participación hubiera estado en el plebiscito, hubiera tratado de disuadir a los partidarios de estas guerras y diferencias sin un fin alguno, para así poder llegar a la paz y a la armonía que tanto ha necesitado este país tan maltratado por la violencia y los asesinatos por la que han pasados millones de ciudadanos y se sigue viendo hasta la actualidad. @malvarezc

  2. si hubiese tenido la oportunidad de participar en el plebiscito del 2016, hubiera hecho lo posible para poder llegar a la paz con un cese al fuego, ya que el impedimento para que las personas sean mas unidas son las diferencias y los malentendidos, y la principal barrera de estas son las famosas armas de fuego (y las personas desalmadas que las portan sin un remordimiento alguno) que hacen lo imposible para seguir dándoles uso, aun así si esto convenga con una masacre como las miles que se han vivido en la historia de Colombia, sin una causa fidedigna o con un fin alguno, -En las urnas, el “No” se impuso por muy estrecho margen en el plebiscito por el acuerdo de paz alcanzado entre el gobierno de ese país y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).- si mi participación hubiera estado en el plebiscito, hubiera tratado de disuadir a los partidarios de estas guerras y diferencias sin un fin alguno, para así poder llegar a la paz y a la armonía que tanto ha necesitado este país tan maltratado por la violencia y los asesinatos por la que han pasados millones de ciudadanos y se sigue viendo hasta la actualidad.

  3. @malvarezc
    Si hubiera podido participar en el plebiscito, mi respuesta hubiera sido que si pues m parece que la guerra que se lleva a cabo al interior de Colombia debe de parar algún día porque gracias a ella solo se han generado muertes y tristezas en el país, esto también influye en la economía del país y muchos otros factores por ello no entiendo realmente como las personas votantes en este tiempo prefirieron rechazar los acuerdos de paz y tal vez es una situación que no podre entender hasta que hable con varias personas que me digan el porque votaron que no.

  4. Hablando desde un punto de vista lo más objetivo posible, y yo hubiera tenido la oportunidad de participar en el plebiscito de 2016, mi voto habría dependido de varios factores a tener en cuenta. Por un lado, creo que la paz es un objetivo muy importante para cualquier sociedad, y que es necesario hacer todo lo posible para alcanzarla. Por otro lado, también creo que hay aspectos del acuerdo que pueden ser problemáticos para el bienestar de los ciudadanos y/o de las víctimas. Para ello, luego de la lectura, me detuve a analizar algunos pros y contras.

    En cuanto a los pros del acuerdo, considero que es un paso importante hacia la reconciliación y la estabilidad política en Colombia. Además, podría permitir el desarrollo económico de las regiones afectadas por el conflicto armado y mejorar la calidad de vida de las personas que han sufrido los efectos del mismo, así mismo como un cese al fuego sería lo mejor para evitar que sigan habiendo víctimas a causa de una guerra sin sentido.

    Sin embargo, también hay algunos contras a considerar. Por ejemplo, hay preocupaciones legítimas sobre la justicia para las víctimas del conflicto y la impunidad para los perpetradores de delitos graves. También hay inquietudes sobre la capacidad del gobierno para implementar efectivamente el acuerdo y garantizar su cumplimiento, entre otros huecos argumentales que favorecen en gran medida al grupo paramilitar.

    En general, mi voto habría sido difícil de decidir. Creo que es importante seguir trabajando hacia la paz en Colombia, pero también es necesario tener en cuenta las preocupaciones legítimas y los riesgos asociados con cualquier acuerdo de esta magnitud. Mi decisión habría dependido de la evaluación cuidadosa de los pros y los contras, y de mi confianza en la capacidad del gobierno para implementar efectivamente el acuerdo y garantizar la justicia para las víctimas del conflicto.

    Si hubiera tenido la oportunidad de participar en el plebiscito de 2016, probablemente me habría abstenido de votar. Aunque el tema de la paz en Colombia es de gran importancia, me habría sentido incierto y poco preparado para tomar una decisión tan difícil e importante. Sin embargo, si me hubiera visto en la necesidad de votar, probablemente habría elegido el sí. A pesar de que no había muchas garantías a favor de las víctimas, considero que el acuerdo de paz podría haber sido un paso importante para cambiar la situación del país. Sin embargo, como bien sabemos, no terminó como muchos esperábamos y esto se evidenció con la formación de un grupo conocido como “Las disidencias de las FARC”. En retrospectiva, como opinión personal, creo que se puede ver que la guerra y la violencia son temas complejos y difíciles de resolver, ya que puede que existan intereses políticos, personales y/o ambiciosos como creo que se ha evidenciado a lo largo de la historia de la humanidad. A pesar de esto, creo que es importante seguir trabajando hacia la paz y la reconciliación, buscando alternativas y soluciones que permitan un mejor futuro para todos nosotros, y es algo que se debería de trabajar a nivel global. @malvarezc

  5. Hablando desde un punto de vista los más objetivo posible, y yo hubiera tenido la oportunidad de participar en el plebiscito de 2016, mi voto habría dependido de varios factores a tener en cuenta. Por un lado, creo que la paz es un objetivo muy importante para cualquier sociedad, y que es necesario hacer todo lo posible para alcanzarla. Por otro lado, también creo que hay aspectos del acuerdo que pueden ser problemáticos para el bienestar de los ciudadanos y/o de las victimas. Para ello luego de la lectura me detuve a analizar algunos pros y contras.

    En cuanto a los pros del acuerdo, considero que es un paso importante hacia la reconciliación y la estabilidad política en Colombia. Además, podría permitir el desarrollo económico de las regiones afectadas por el conflicto armado y mejorar la calidad de vida de las personas que han sufrido los efectos del mismo, así mismo como un cese al fuego sería lo mejor para evitar que sigan habiendo victimas a causa de una guerra sin sentido.

    Sin embargo, también hay algunos contras a considerar. Por ejemplo, hay preocupaciones legítimas sobre la justicia para las víctimas del conflicto y la impunidad para los perpetradores de delitos graves. También hay inquietudes sobre la capacidad del gobierno para implementar efectivamente el acuerdo y garantizar su cumplimiento, entre otros huecos argumentales que favorecen en gran medida al grupo paramilitar.

    En general, mi voto habría sido difícil de decidir. Creo que es importante seguir trabajando hacia la paz en Colombia, pero también es necesario tener en cuenta las preocupaciones legítimas y los riesgos asociados con cualquier acuerdo de esta magnitud. Mi decisión habría dependido de la evaluación cuidadosa de los pros y los contras, y de mi confianza en la capacidad del gobierno para implementar efectivamente el acuerdo y garantizar la justicia para las víctimas del conflicto.

    Si hubiera tenido la oportunidad de participar en el plebiscito de 2016, probablemente me habría abstenido de votar. Aunque el tema de la paz en Colombia es de gran importancia, me habría sentido incierto y poco preparado para tomar una decisión tan difícil e importante. Sin embargo, si me hubiera visto en la necesidad de votar, probablemente habría elegido el sí. A pesar de que no había muchas garantías a favor de las víctimas, considero que el acuerdo de paz podría haber sido un paso importante para cambiar la situación del país. Sin embargo, como bien sabemos, no terminó como muchos esperábamos y esto se evidenció con la formación de un grupo conocido como “Las disidencias de las FARC”. En retrospectiva, como opinión personas creo que se puede ver que la guerra y la violencia son temas complejos y difíciles de resolver, ya que puede que existan intereses políticos, personales y/o ambiciosos como creo que se ha evidenciado a lo largo de la historia de la humanidad. A pesar de esto, creo que es importante seguir trabajando hacia la paz y la reconciliación, buscando alternativas y soluciones que permitan un mejor futuro para todos nosotros, y es algo que se debería de trabajar a nivel global.

  6. Mi voto habría estado a favor de la paz, si bien el acuerdo no era perfecto, se esperaba que permitiera la desmovilización de los grupos armados y la reintegración de los excombatientes a la sociedad, así como la reparación a las víctimas y la implementación de medidas para prevenir futuros conflictos armados. Por lo tanto, desde una perspectiva humanitaria, votar “sí” podría haber sido la opción más adecuada para apoyar la construcción de una paz estable y duradera en Colombia. sin mencionar que se estaría acabando con mas de 1 década de guerra interna, los recursos destinados se podrían utilizar con otros fines.

    @malvarezc

  7. Si hubiera tenido la oportunidad de participar en el plebiscito de 2016, habría votado “Sí”. Creo que la terminación del conflicto armado en Colombia es fundamental para el bienestar de todos los colombianos y para el futuro del país. La violencia y el conflicto armado han causado mucho dolor y sufrimiento a muchas personas en Colombia, y creo que debemos hacer todo lo posible para poner fin a esta situación.

    Además, creo que el acuerdo de paz que se sometió a consideración en el plebiscito era un paso importante en la dirección correcta. Si bien no era perfecto y tenía algunas deficiencias, creo que era un compromiso justo y razonable entre las partes en conflicto y que podría haber abierto la puerta a una paz duradera en Colombia.

    En resumen, habría votado “Sí” en el plebiscito de 2016 porque creo que la paz es fundamental para el bienestar de Colombia y que el acuerdo de paz era un paso importante en la dirección correcta.

    @malvarezc

  8. En mi caso fuera estado a favor, a pesar de que tenia algunos defectos que en mi opinion estaba en desacuerdo pienso que este conflicto duro demasiado y afecto las familias colombianas de sobremanera; hubiese tenido esta decicion gracias a que el plebicito respaldaba a un cambio en nuestra sociedad en donde se fuera visivilisado la disminucion de la violencia , y dado un panorama mas amplio a tocar temas como la construcion de un pais justo, una reforma rural , y la equidad , justicia bienestar y prosperidad que todos los habitantes de colombia necesitan.

    @malvarezc

Artículos relacionados

Bloque 10
Bloque10
innnovafest-1
Innovafest
saber-11-hub-boton
Saber 11
storem-hub-boton
Storem
logobrightspace
Brightspace
teams logo
Teams
Algarrobo
Sedes Digitales
isotipo Kit-diseño
Diseño Educativo

Elevador