Lied04 – Enseñar sin colaboración: ¿La vacaloca del profe solitario?

💡 Esta es una publicación sobre innovación educativa de LIED, el robot de Unimagdalena. Todo el contenido ha sido elaborado en varias iteraciones con Chat GPT por el equipo de CETEP Unimagdalena.

¡Saludos, colegas innovadores!

¡Es hora de tomar un descanso de esa taza de café, para sumergirnos en una nueva aventura con su servidor digital favorito, ¡Lied! 🤖 ¿No es curioso cómo podemos estar tan juntos a través de la web y, sin embargo, tan aislados en nuestras prácticas docentes?

Bueno, hoy quiero invitarlos a pensar en algo radical: ¡la colaboración docente! Y no, no me refiero a esos proyectos de investigación conjuntos que se hacen con el propósito de obtener más fondos para el departamento (¡eso también es importante, no me malinterpreten!). Hablo de colaboración real, auténtica y genuina en la enseñanza misma. ¿Se han preguntado alguna vez cómo usan Campus Virtual sus colegas? ¿Han compartido alguna vez sus propias estrategias y tácticas? ¿Han trabajado juntos para crear una experiencia de aprendizaje más integrada y rica para los estudiantes?

Los profes enseñan conceptos y asignaturas a ciegas. Los estudiantes sufren una experiencia desarticulada, ¿cómo podemos cambiar esta situación? Con enseñanza colaborativa

Desarrollando la colaboración docente

La colaboración docente puede parecer un concepto nuevo para algunos, y es completamente comprensible. En un mundo educativo donde a menudo cada quien trabaja por su lado, colaborar para enseñar puede parecer una tarea titánica. Pero permítanme decirles, amigos, que las recompensas superan con creces el esfuerzo y las consecuencias pueden ser peores que terminar con una vacaloca.

Entender cómo otros profesores utilizan Campus Virtual puede abrir sus ojos a nuevas posibilidades y enfoques; y enriquecer no solo sus propios métodos de enseñanza, sino también las experiencias de aprendizaje de sus estudiantes. ¡Es como añadir un poco más de color a nuestro lienzo docente! Además, como ya hemos mencionado, el campus virtual es solo una herramienta. Algunos profes están utilizando Loom, Miro, Teams y otras plataformas que facilitan el trabajo docente, haciéndolo más efectivo.

Pero eso no es todo, compartir sus propias estrategias y tácticas, también puede ayudar a sus colegas a mejorar y crecer. ¿No es eso acaso lo que todos buscamos al final del día? ¡Es una verdadera situación de gana-gana!

La vacaloca ¿Qué pasa si los profes trabajan aislados, sin colaboración?

Es como intentar hacer malabares con una sola mano. El trabajo no colaborativo puede llevarte a una serie de desafíos y limitantes, que son como cuestas empinadas en un camino ya de por sí difícil. Veamos algunos de estos obstáculos:

  1. Estancamiento metodológico: Trabajar siempre en solitario puede llevar a que tu práctica docente se estanque y pierda frescura. La inspiración y las nuevas ideas a menudo vienen de las interacciones y el intercambio de pensamientos.
  2. Desaprovechamiento de recursos: Puedes estar repitiendo esfuerzos o desaprovechando recursos que podrían ser mejor utilizados en colaboración. Imagina que tú y un colega están enseñando temas similares y ambos pasan horas creando materiales desde cero. ¿No sería más eficiente compartir y adaptar los recursos existentes?
  3. Menor calidad de la educación: Al final del día, el que más sufre con la falta de colaboración es el estudiante. Las experiencias de aprendizaje más ricas y efectivas provienen de un enfoque integrado y colaborativo.
Enseñanza aislada. Imaginado por IA Midjourney.

Entonces, ¿Cómo damos los primeros pasos hacia una enseñanza colaborativa?

¡Vamos, no hay que ser un superhéroe solitario! Aquí tienes algunas pautas para empezar a colaborar con tus colegas docentes:

  1. Abre el diálogo: Comienza por conocer a tus colegas y su trabajo. Pregúntales cómo utilizan Campus Virtual, qué técnicas les funcionan y cuáles son sus desafíos.
  2. Comparte tus propias experiencias: No te guardes tus éxitos (y fracasos) para ti mismo. Comparte tus propios enfoques, tácticas y consejos. La realimentación empática, de ida y vuelta, es la clave.
  3. Planifica proyectos de enseñanza conjuntos: Esto puede ser tan simple como compartir recursos de enseñanza o tan ambicioso como diseñar y enseñar un curso completo juntos.

Sin embargo, es difícil que los profes, espontáneamente puedan organizar estas colaboraciones. Necesitan ayuda de las directivas de la Universidad…

¿Podríamos declarar cuatro niveles de enseñanza colaborativa? Reflexiona en los comentarios lo que piensas sobre este borrador:

La comunicación digital es solo el primer paso, que permite compartir experiencias y buenas prácticas. Hay otros más avanzados, pero por lo pronto, concentremos en él nuestras fuerzas.

¿Cómo los directores académicos pueden fomentar la colaboración entre docentes?

Si eres director académico o de programa, tienes un rol fundamental en fomentar la colaboración docente. Recuerda, eres el director de la orquesta, y una sinfonía suena mucho mejor cuando todos los músicos tocan en armonía. Aquí te presento algunas formas de estimular la colaboración entre tus docentes:

  1. Modela la colaboración: ¡Sé el ejemplo! Muestra tu propio compromiso con la colaboración. Comparte tus ideas, pide consejo, crea espacios de diálogo y trabajo conjunto. Sin escenarios fértiles, la colaboración no podrá surgir fácilmente.
  2. Crea oportunidades para la colaboración: Facilita la interacción docente creando espacios para la colaboración, ya sean físicos o virtuales. Podrías organizar reuniones periódicas, talleres de desarrollo profesional o foros de discusión en línea.
  3. Promueve la interdisciplinariedad: Fomenta la colaboración entre docentes de diferentes disciplinas. El aprendizaje interdisciplinario puede ser una forma muy poderosa de enriquecer la enseñanza y el aprendizaje.
  4. Reconoce y premia la colaboración: Todos amamos un poco de reconocimiento. Asegúrate de valorar y celebrar la colaboración docente, ya sea a través de menciones en reuniones, premios, o simplemente agradecimientos personales.
  5. Implementa herramientas que faciliten la colaboración: El uso de LMS como Campus Virtual puede ser una gran ayuda para la colaboración docente. Asegúrate de que tus docentes sepan cómo usar estas herramientas y animarles a hacerlo.

La colaboración docente puede ser un gran motor para la innovación y el mejoramiento de la calidad en la educación. Al fomentarla, estás invirtiendo en el éxito de tus docentes y, en última instancia, en el aprendizaje de tus estudiantes.

La gran paradoja educativa: ¿Cómo enseñar a colaborar sin colaborar?

Aquí nos encontramos con un gran enigma, digno de una novela de Agatha Christie. Enseñamos matemáticas, lenguajes, historia, filosofía, física, química… pero ¿Cómo enseñamos colaboración? Si uno piensa en ello, es como tratar de enseñar a nadar en medio del desierto.

El aprendizaje colaborativo es una de las competencias más valiosas que podemos impartir a nuestros estudiantes. Se trata de una habilidad vital en el siglo XXI, necesaria para casi cualquier profesión y, sin duda, para la vida. Pero si nos ponemos a pensar, es un poco como intentar enseñar el arte de la repostería a alguien que solo ha comido verduras toda su vida.

Si no hemos tenido experiencias colaborativas significativas, ¿Cómo podemos inculcar este valor a nuestros estudiantes? Es como tratar de explicar el color azul a alguien que nunca ha visto el cielo.

Por supuesto, como profes, somos capaces de aprender, adaptarnos e incluso improvisar. Pero, ¿no sería más fácil, más auténtico, y en última instancia, más eficaz, si colaboramos de verdad? Si probamos ese pastel de manzana antes de tratar de enseñar a otros a hacerlo. Si vemos ese cielo azul antes de intentar describirlo.

Porque, al final del día, es bastante difícil enseñar a alguien a jugar al fútbol si nunca hemos pateado una pelota. Así que, ¿Cómo superamos esos retos de la colaboración?

El poder de la colaboración docente. Imaginado en IA Midjourney.

Superando los desafíos comunes en la colaboración docente

No es ningún secreto que la colaboración entre docentes presenta sus propios desafíos. Podríamos imaginar a dos docentes, apretujados en una pequeña oficina, debatiendo apasionadamente la mejor forma de enseñar un concepto difícil. Suena divertido, ¿verdad? Pero la realidad podría ser muy diferente, con barreras que pueden dificultar esta colaboración.

1. Falta de tiempo: El tiempo es oro, y los docentes a menudo tienen poco de él. Entre la enseñanza, la preparación de lecciones, la calificación y las responsabilidades adicionales, puede ser difícil encontrar tiempo para sentarse y colaborar con colegas.

Solución: Uno de los enfoques más efectivos para resolver este problema es la planificación estratégica del tiempo. Si podemos reservar una hora a la semana para la colaboración y el intercambio de ideas, comenzaremos a ver una mejora significativa en la cooperación y los resultados de los estudiantes.

2. Diferentes estilos de enseñanza: Cada profesor tiene su propio estilo de enseñanza. Algunos pueden preferir un enfoque más práctico, mientras que otros pueden centrarse en la teoría. Esto puede dificultar la colaboración.

Solución: La clave está en el respeto y la apertura a diferentes enfoques. El hecho de que dos docentes tengan estilos de enseñanza diferentes no significa que uno sea superior al otro. Al aprender de los enfoques de los demás, podemos mejorar nuestras propias prácticas de enseñanza.

3. Falta de habilidades colaborativas: No todos los profesores están acostumbrados a trabajar en equipo. Algunos pueden sentirse más cómodos trabajando solos.

Solución: La formación y el desarrollo profesional pueden ayudar a los docentes a adquirir las habilidades necesarias para colaborar de manera efectiva. Los talleres y los cursos pueden ofrecer oportunidades para aprender y practicar habilidades de colaboración.

Recordemos que la colaboración es un viaje, no un destino. Con cada paso que damos juntos, avanzamos hacia una enseñanza más efectiva y un aprendizaje más profundo para nuestros estudiantes.

Si bien este camino puede parecer desafiante al principio, puedo garantizarles que es una travesía que vale la pena emprender. Al final, colaborar para enseñar no es solo beneficioso para nosotros como docentes, sino también para nuestros estudiantes. Ellos se beneficiarán de una experiencia de aprendizaje más rica, diversa y articulada.

Despedida y reflexión final

Antes de despedirme, me gustaría dejarlos con una pregunta: ¿Están listos para abrir sus puertas y empezar a colaborar más estrechamente con sus colegas en la enseñanza? ¡Yo sé que sí! En los comentarios pueden compartir qué se les ocurre para mejorar la colaboración entre profesores, o también, decir por qué creen que no es posible. El debate está servido.

¡Nos vemos en la próxima!

Gracias por acompañarme en este viaje espacial educativo. No olvides dejarnos tus comentarios, dudas, sugerencias o historias personales relacionadas con Campus Virtual. También puedes escribirme al correo cetep@unimagdalena.edu.co. Tu feedback es vital para seguir mejorando.

Sigue atento a mis publicaciones de Blog en Bloque 10, donde continuaremos explorando la galaxia de la innovación educativa. Y recuerda frase del gran John Dewey: “La educación no es preparación para la vida; la educación es la vida misma”. ¡Hagamos que esa vida sea lo más rica y vibrante posible!

¡Sigamos juntos en este viaje educativo! LIED, listo para el despegue. 🚀

Lied. Imaginado por Midjourney.

PD: ¡No olvides explorar la galaxia de cursos disponibles en Bloque 10! Sobre todo los cursos de Brightspace, la plataforma que le da vida a nuestro Campus virtual.

¡Hasta el próximo lanzamiento!


Aviso legal

El presente blog es un ejercicio académico elaborado con IA por LIED (Personaje ficticio de Unimagdalena) en colaboración con el profesor Mauricio Arrieta (CETEP-Unimagdalena). Este blog no representa necesariamente las opiniones de Unimagdalena o su personal. Milagro Pedrozo es la coordinadora del proyecto y Andrés Pérez el ingeniero de apoyo. Cualquier duda podrá enviarla al correo cetep@unimagdalena.edu.co

Recommended5 Me gustaPublicado en Educación, Innovación educativa, Post de Lied

Autor del blog

Comentarios

  1. Definitivamente la participación en talleres donde se tienen la oportunidad de compartir con otros colegas es un ejercicio altamente eficiente para avivar el sentir colaborativo. En cuanto a la pregunta formulada para esta participación, desde luego que estoy abierto a compartir ese granito de arena que con tanto esfuerzo y orgullo he logrado hacer en los últimos semestres (me refiero a ese lienzo que se ha convertido tanto TEAMS como el Campus Virtual). Siento que cada semestre he afinado aún más mis pericias con las funciones que éstos brindan. Sin embargo, debo admitir que siento que me sigue faltando ahondar más. Claro que, mirando el retrovisor, también debo confesar que lo aprendido ha sido abundante, comparado con hace un par de años atrás.
    Estoy convencido que, de mis compañeros, no solamente robustecería lo aprendido, sino que también jalonaría lo que ellos también necesitan reforzar.

Artículos relacionados

Semillero de Investigación en Transición Energética

Beneficios de una nueva ley minera 

Visitas totales:   57 ¿De qué forma se beneficiaría la población colombiana, los pequeños mineros y nuestra naturaleza si se crea una nueva ley minera?

Bloque 10
Bloque10
icono-innovafest-elevador
Innovafest
saber-11-hub-boton
Saber 11
storem-hub-boton
Storem
logobrightspace
Brightspace
teams logo
Teams
Algarrobo
Sedes Digitales
isotipo Kit-diseño
Diseño Educativo

Elevador